Tutorial: cómo hacer un cuello de piel desmontable

Añadir un cuello de piel a un abrigo o un chaquetón nos permite cambiar totalmente el aspecto de la prenda.

Y es algo fácil de hacer. En poco más de una hora puedes tenerlo terminado.

Si habéis seguido el tutorial publicado estos días CÓMO HACER UN ABRIGO  ya sabéis que estamos en el último paso “añadir el cuello de piel desmontable”.

Pero este es un paso opcional y que podemos aplicar a cualquier otra prenda.

Nos va a permitir pasar de un chaquetón de primavera/otoño a un cálido abrigo de invierno.

Lo primero que necesitamos es el patrón del cuello y la tela de pelo largo que vamos a usar y tela de forro.

Yo he comprado 20 cm. El precio de la tela era de 60€/metro.

Para calcular la cantidad de tela que vamos a comprar necesitamos fijarnos en el patrón del cuello. No es una pieza recta, y esto hay que tenerlo en cuenta.
Yo he cortado primero las piezas del patrón en la tela de forro.
En la foto se pueden ver las dos piezas centrales que van a formar el cuello, una tirilla que nos va a permitir unirlo al abrigo (pieza de la derecha) en la que coseremos los ojales o, en mi caso, los automáticos, y dos piezas con forma de flecha (a la izquierda) que, dobladas por la mitad, sirven para meter las solapas del abrigo (esto es opcional).
Las piezas del cuello y la tirilla van entreteladas.

Si vamos a hacer un cuello para añadirlo a un abrigo que ya tenemos, podemos dibujar nuestro propio patrón siguiendo esta técnica CLONAR EL PATRÓN DE CUALQUIER PRENDA.

Si lo que queremos es un cuello estándar, que sirva con todo tipo de prendas, no necesitamos un patrón de cuello, será suficiente con hacer dos rectángulos (del largo que deseemos) con los extremos redondeados.

El patrón del cuello está formado por dos piezas, unidas por el centro. Esto es importante , se cortan de forma simétrica,  para que, al unirlas, el pelo de la tela caiga en la misma dirección, tanto por el lado derecho como por el lado izquierdo del cuello.

En mi caso, he cortado todo el cuello en una sola pieza, porque he tomado la tela con la dirección del pelo en horizontal (no hacia abajo).  Por eso, he buscado esta foto de Sew petit egal en la que se puede ver cómo hay que unir las dos piezas.

Al cortar en tela de pelo largo hay que tener cuidado.  Debemos cortar solo con la punta de la tijera, evitando cortar el pelo.

Una vez que tenemos todas las piezas cortadas, solo nos queda unirlas:
Cosemos las dos piezas del cuello, tanto en la tela de forro como en la de pelo. (Recordad que yo solo tengo una pieza en tela de pelo.
En la unión de las piezas del forro dejamos una abertura de unos 8 cm para poder dar la vuelta al cuello cuando lo terminemos de coser.
Doblamos la tirilla por la mitad (derecho contra derecho), cosemos los extremos cortos y le damos la vuelta.
Si vamos a usar botones  para unir el cuello al abrigo, este es el momento de hacer los ojales en la tirilla.
Hilvanamos la tirilla y los triángulos para sujetar las solapas por el lado derecho de nuestro forro.

Unimos el forro y el cuello de pelo, derecho contra derecho.

Aquí tendremos que usar muchos alfileres y poner especial atención para que los pelillos queden metidos hacia dentro. De esta forma  pillaremos los menos posibles al pasar el pespunte.

Damos la vuelta al cuello usando la abertura que habíamos dejado en el centro del forro.

Así ha quedado la parte trasera.

¡Cuello terminado!

Espero que os guste.

También te puede interesar: