el mundo de las telas

El mundo de las telas. Tipos de telas

el mundo de las telas

Una de las cosas que he ido descubriendo, poco a poco, es que el mundo de las telas es precisamente eso: TODO UN MUNDO.

Cuando empecé a interesarme por  la costura  me di cuenta de que existía un mundo aparte,  el mundo de las telas en general y los tipos de telas que podía utilizar para cada proyecto en particular.

Todavía recuerdo la primera vez que entré en una tienda de tejidos con la intención de comprar una tela para vestido, mi primer proyecto. Después de mucho buscar y leer en la red, cuando ya creía que lo tenía todo bien planificado para empezar por algo fácil y salir airosa de la prueba, me encontré con el amable dependiente de la tienda de telas que, en solo dos minutos, consiguió que me quedara con la boca abierta y me volviera a mi casa con cara de tonta. ¡Las posibilidades eran casi infinitas!

Ese fue un gran error que subsané unos días después (lo de volver a casa sin más).

Los dependientes de estas tiendas son buenos profesionales, perfectos conocedores tanto del género que venden como de las dificultades de clientes novatas como yo en ese momento y que se muestran encantados de aconsejar y ayudar con paciencia a quien se lo pida.

Además, algunos entre ellos son auténticas enciclopedias que atesoran los conocimientos de varias generaciones dedicadas a este trabajo y que ven con pesar cómo la ropa en serie los va relegando al recuerdo y pronto al olvido.

Vamos a ver alguno de los tipos de tela más comunes que se usan en la confección de ropa pero, si tienes la oportunidad, no dudes en pasar por una de estas tiendas (cada vez más escasas en nuestras ciudades) y pregunta, toca y compara. Seguro que no te arrepentirás.

Si prefieres las compras online, aquí tienes un artículo que te puede ayudar: Dónde comprar telas online

¿Sabes cuánta tela necesitas comprar para cada proyecto? en este artículo tienes un truco sencillo para no equivocarte: Cómo calcular la tela necesaria para una prenda




Cómo elegir una tela

El primer problema que se plantea cuando nos decidimos a confeccionar una prenda es la elección de la tela.  Hay varias cosas que debemos tener en cuenta al elegir la tela y que yo he clasificado de la siguiente forma:

1.- Que te guste: creo que es el primer factor a tener en cuenta. Si no te gusta la tela, todo el trabajo posterior solo te va a servir para que la  prenda,  al final,  se quede en el armario.
Otra cosa que sucede a menudo es que una tela te enamora a primera vista y la acabas comprando aún antes de decidir qué vas a coser con ella.

2.- Que sea adecuada para el tipo de prenda y el uso que le vas a dar a esa prenda: esto es bastante obvio, no es lo mismo elegir tela para una blusa que hacerlo para un abrigo. Pero tampoco es lo mismo elegir tela para un traje de ceremonia que para acompañar a los niños al colegio.
Para la ropa casual (blusas, vestidos, faldas o pantalones informales) es aconsejable elegir telas que requieran poco cuidado como el punto, el algodón o el poliester y las infinitas combinaciones de ambos.

Para la ropa semiformal para ir a la oficina o a reuniones es mejor elegir telas con más cuerpo y con bonita caída. Por ejemplo, para un traje sastre se puede utilizar telas hechas con lana como el tweed, la pana, la gabardina o  el paño.

Para hacer blusas y vestidos de día o de tarde, las telas de textura sedosa o lanas delgadas, dependiendo del clima, así como el lino, la seda combinada con fibras sintéticas, el algodón satinado, el crepé, el piqué y otras telas de apariencia atractiva.

Para ropa formal, los vestidos de cóctel y de noche y la ropa de ceremonia, no te cortes y elige telas de gasa, chiffón, organiza, crepé de china, terciopelo, georgette, seda, raso, satín, encaje, lamé, tafeta, brocado y fibras sintéticas de fino acabado y estampado llamativo.

3.- Mucha atención a la dificultad para coser cada tipo de tela: las telas transparentes, son preciosas y entran por los ojos, pero tienen una textura muy suave que hace que resbalen fácilmente a la hora de cortar y coser.  Lo mismo puede decirse de la seda natural y de algunas fibras sintéticas con acabado sedoso o con combinación de seda. Son telas para vestidos u otras prendas difíciles de manejar. Además en muchas de ellas es imposible hacer marcas con el jaboncillo de sastre, con lo que aumenta la dificultad para pasar los patrones a la tela. Todas estas telas requieren cierta práctica. Aquí tienes un truco: Cómo cortar y coser telas que resbalan.

Por su textura, los tipos de telas recomendables para vestidos y prendas sencillas son el algodón o las combinaciones en las que predomine esta fibra, la lana, el lino, la popelina y la mezclilla.

Por su color las telas lisas son siempre más fáciles de cortar y coser que las estampadas, aunque hay ciertos tipos de dibujo, como los estampados pequeños, los grandes y las rayas angostas que son fáciles de coser y que pueden ocultar algunos fallos o imperfecciones. En cambio, cuadros, rallas  y otros, que deben ir combinando en forma perfecta las costuras; estos tipos de telas no son recomendables si eres principiante.




Por su tejido, las telas cardadas y con pelillo, como el terciopelo, la terciopana, el velour, la franela y la pana, requieren un cuidado especial al cortarlas y al coserlas, porque el sentido del pelillo puede cambiar el tono que da cada parte que se cose. Así que hay que procurar que el pelillo quede en la misma dirección.

Tipos de telas según el origen de sus fibras

Tejidos de fibra natural

Todas las fibras que provienen de fuentes naturales (animales, vegetales o minerales) y no requieren una transformación industrial. Su uso va unido a la historia del hombre.

Las más conocidas son el algodón y el lino entre los tejidos de origen vegetal y la lana y la seda entre los tejidos de origen animal. De origen mineral es el tejido de amianto.

No siembre podemos hablar de tejidos de fibra natural como tejidos ecológicos. En la producción de estas fibras naturales suelen usarse muchos pesticidas que contaminan el medio ambiente. Solo son tejidos ecológicos aquellos que se han obtenido siguiendo procedimientos no contaminantes. Deben llevar una etiqueta especial que lo certifique.

A continuación vamos a ver las características más importantes de los tejidos de fibra natural. Todos ellos dan lugar a multitud de variedades de telas con diferentes denominaciones dependiendo de su tratamiento posterior.

Algodón

tejido de algodón

 

Tal vez sea el más conocido y el más versátil de todos los tejidos.  Aunque es natural, el algodón se cultiva con grandes cantidades de fertilizantes y pesticidas que pueden terminar en vías fluviales. El algodón orgánico se produce sin productos químicos, pero es más caro.

Es una fibra natural utilizada para hacer telas suaves y permeables. Es agradable de llevar y no irrita la piel. Las prendas de algodón resisten el lavado fuerte y se pueden frotar sin que presenten problemas. La lejía se puede utilizar en las telas de color blanco.

Sus únicos inconvenientes son su capacidad media para conservar el calor corporal y que se arruga con facilidad, aunque combinándolo con fibras sintéticas se atenúan estos problemas.

El algodón es utilizado principalmente para confeccionar prendas deportivas, aunque también para ropa de bebé, camisas, pantalones, calcetines, ropa de cama, etc.

En general, se utiliza principalmente combinado con otras fibras sintéticas en la fabricación de franela, chintz, gabardina, palm beach, seersucker o mil rayas, mezclilla y viscosa.

Ventajas del uso de telas de algodón:

.- Agradable y suave al tacto

.- Es un tejido transpirable

.- Fuerte y duradero

.- Hipoalergénico

.- Resistente a los ácaros del polvo

Desventajas del uso de telas de algódón:

.- Se arruga facílmente y es difícil de planchar.

.- Se ensucia con facilidad.

.- Se quema fácilmente.

.- La exposición a la luz del sol hace que el algodón tome un color amarillento.

 

Lino

telas de lino

Los tejidos de fibra de lino llevan usándose desde hace más de 8000 años y todavía siguen de moda. Es un tejido ecológico. Derivado de la humilde planta de lino, el lino tiene una producción limpia y sostenible a lo que debemos añadir que es biodegradable y muy duradero.

Ideal para: cortinas, tapicería y pequeños proyectos como manteles, servilletas, fundas para sillas, cojines para sillas, manteles individuales y corredores de mesa.

Ventajas del uso de telas de lino:

.- Es resiste la luz del sol

.- No se estira ni se deforma

.-  Resistente a las polillas, el polvo, la suciedad y las manchas

.- Sin pelusas

.- Lavable y lavable en seco

.- Naturalmente antiestático y no alergénico

.- Aislante

Desventajas del uso de telas de lino:

.- Es caro

.- Se arruga muy fácilmente y es resistente al planchado

.- Su costura no es sencilla

.- Puede aparecer moho

Seda

tela de seda natural

La seda es una fibra a base de proteínas hilada por el gusano de seda y que se caracteriza por su hermoso brillo natural. La seda natural es uno de los tejidos más apreciados y usados desde la antigüedad.

Es originario de China y su fabricación se mantuvo en secreto durante siglos dando lugar a un gran monopolio económico. Se utiliza  en la confección de prendas de vestir y complementos de moda de lujo.

Ideal para: tapicería, cortinas, ropa de cama, arte, tapices y ropa de lujo.

Ventajas de los tejidos de seda natural:

.- Es un tejido fuerte y duradero

.- Tiene un brillo natural característico y muy hermoso

.- Hipoalergénico

.- Transpirable

Desventajas del tejido de seda:

.- Es muy delicada y requiere cuidados especiales

.- La seda se debilita y se estropea con la exposición a la humedad y a la luz solar

.- La seda blanca se vuelve amarilla con la exposición al sol.

.- Es un tejido caro.

Lana

tejido de lana

La lana es una fibra natural basada en proteínas animales que se puede mezclar con fibras sintéticas para facilitar la limpieza y mejorar alguna de sus características naturales.

Ideal para: Abrigos, trajes, pantalones. También se puede utilizar para tapicería, fundas de cojines, mantas, alfombras…

Ventajas del tejido de lana:

.- Duradera y cálida

.- Fresca en verano y cálida en invierno

.- Resiste el rasgado

.- Permite el teñido con multitud de colores diferentes.

Desventajas del tejido de lana:

.- Puede provocar irritaciones de la piel y picar

.- Es un tejido propenso a ser atacado por el moho y las polillas.

.- Se deteriora con la luz solar

.- Puede formar bolitas.

Tejidos de fibra artificial o semisintéticas

Las fibras artificiales  son fabricadas por el hombre pero a partir de celulosa de origen vegetal. El rayón  es una de las fibras artificiales más populares. Requieren cuidado delicado, lavado y planchado a baja temperatura. No pueden ser blanqueados con lejía. Nunca retuerzas el rayón, debe lavarse a mano y secarse horizontalmente. Elimina las manchas de las prendas de viscosa antes de lavarlas.




Rayón o viscosa

tejido de rayon

El rayón se obtiene a partir de la pulpa de la madera o del bambú. Las telas de fibras de rayón se utilizan principalmente en blusas, vestidos, chaquetas, ropa interior, ropa de trabajo y ropa deportiva.

Se introdujo por primera vez en 1880 y se popularizó como un sustituto económico de la seda. Si bien hay un gran parecido entre el rayón y la seda en lo que se refiere a la apariencia, el tipo de tejido es más similar al algodón. La celulosa se usa para producir tanto rayón como algodón, pero la primera experimenta mayores cantidades de procesamiento. Por lo tanto, no se puede etiquetar como un tejido 100% artificial o 100% natural.

El rayón es conocido por su gran capacidad de absorción, suavidad y resistencia. Es el tejido perfecto para hacer ropa de uso activo y prendas de verano, como camisas, blusas,  y vestidos suelto con caída.

Es una fibra muy versátil y tiene las mismas propiedades en cuanto a comodidad de uso que otras fibras naturales, pudiendo imitar el tacto de la seda, la lana, el algodón o el lino.

Una de las mayores ventajas del rayón es que es un tejido muy transpirable y se puede teñir fácilmente en diferentes colores. Además, conserva el color extremadamente bien.

El rayón es un tejido menos duradero en comparación con el algodón y es especialmente débil cuando está mojado.

Lo ideal es que la ropa de rayón no se cuelgue para secarse, ya que tienden a perder su forma original con bastante facilidad.

Para poder usar el tejido de rayón sin preocuparse demasiado por su cuidado, es mejor usar mezclas de rayón en lugar de rayón puro. Puede encontrarse fácilmente rayón combinado con varias telas como poliéster, lana y algodón.

La mezcla de rayón con seda, lino o algodón permite fabricar tejidos mixtos, que a su vez combinan las  propiedades de cada uno de ellos, para mejorar el tejido resultante.

La viscosa y el acetato son los tejidos de rayón más utilizados en la actualidad,  disminuyendo de una forma importante el precio final. El acetato es usado en telas como satenes, brocados, y tafetanes para acentuar el brillo, el cuerpo, la caída y la belleza de estas texturas.

Tejidos de fibra sintética

Las fibras sintéticas son hechas por el hombre a partir de productos químicos y generalmente se basan en polímeros obtenidos de productos derivados del petróleo. En esta categoría podemos incluir el nylon, telas de pelo, acrílico y goretex . Todas estas fibras no deben ser blanqueadas y, en la mayoría de los casos, ni siquiera deben apretarse. Deben lavarse a bajas temperaturas y secarse por centrifugación en un ciclo suave.

Las telas sintéticas tienen muchas cualidades diferentes, algunas de las cuales no se pueden lograr con fibras naturales. Por ejemplo, la tela sintética puede hacerse impermeable para la protección exterior o elástica para trajes de baño y ropa interior. Se pueden agregar productos químicos para suavizarlas, hacerlas antiarrugas, repeler las manchas o incluso resistir las llamas.

Nylon

Empezó a utilizarse en 1935, y  reemplazó rápidamente a la seda, especialmente cuando escaseaba durante la Segunda Guerra Mundial. Poco después, la industria de la confección prefería las telas sintéticas, ya que también era más fácil conseguirlas.

La ropa de nylon y productos similares están hechos de hilos de plástico. Se hacen derritiendo virutas de nylon que, una vez que se licuan, se fuerzan a través de los orificios finos de una boquilla llamada hilera. A medida que el líquido sale de los orificios, se enfría para que se solidifique y forme pequeños hilos. Estos hilos se entrelazan para hacer la tela.

El nailon es extremadamente sensible al calor y debe lavarse y secarse en lugares frescos. El tejido también se puede lavar en seco, y es preferido por muchos debido a su versatilidad, flexibilidad y propiedades de secado rápido. Se usa comúnmente para hacer maletas, cepillos de dientes, materiales de alfombras y calcetines, solo para nombrar algunos.

Poliéster

tela de raso tejido de poliester

El poliéster es uno de los tipos de telas sintéticas más populares debido a su profunda durabilidad. Conserva su forma, es resistente a la mayoría de los productos químicos, rara vez sufre estiramientos, encogimientos y arrugas, y es resistente al moho y la abrasión. También es de naturaleza hidrófoba, lo que facilita su lavado y un secado rápido.

Las telas de poliéster y mezcla de poliéster son ideales para coser vestidos, faldas, camisas y todo tipo de prendas. La moda actual no puede entenderse sin las telas de poliéster.

Es una opción tan popular para la ropa porque las fibras de poliéster son termoplásticas o sensibles al calor. Esto significa que a las telas, que son 100% poliéster, se les pueden dar pliegues permanentes y se pueden cortar con láser formas y patrones decorativos. También son altamente resistentes a las manchas, por lo que son excelentes para la limpieza.

La ropa de poliéster tiende a ser resbaladiza y casi sedosa al tacto. Es una fibra naturalmente brillante y se puede modificar fácilmente para diferentes usos. La tela de raso es uno de sus ejemplos más bellos.

El principal problema de las telas sintéticas, como el poliéster, es que no respiran y pueden provocar una sensación incómoda al usarlas. Esto se debe a que la absorción de humedad del poliéster es muy baja, en comparación con las telas naturales como el algodón. Sin embargo, la fabricación moderna ahora está empezando a crear más poliésteres que absorben la humedad, que son excelentes para las prendas de deporte y la ropa de ocio.

Las personas con piel muy sensible pueden tener alguna reacción alérgica al usar telas sintéticas, sin embargo, esto no suele ser tan común cuando se trata de una tela mezclada.

Por sí solo, el tejido de poliéster 100% es altamente inflamable, por lo que se debe tener cuidado, especialmente si se usa cerca de una llama abierta. También acumula electricidad estática, lo que puede ser francamente molesto.

Lana acrílica

lana acrilica

La lana es un tipo de fibra natural que proviene de las ovejas.  La lana acrílica es puramente sintética y se asemeja mucho a las características de la lana.

El tejido acrílico se usa ampliamente para tejer para crear suéteres y calcetines, o tejido para hacer alfombras. Es un excelente sustituto para la lana, y ciertas formas son excepcionalmente suaves y, al mismo tiempo, livianas. Ciertos sustitutos de la cachemira también están hechos con tejido acrílico y se consideran tan buenos o incluso mejores que la cachemira en su suavidad y apariencia.

Spandex , Lycra o Elastano

tejido de lycra

Spandex es un tejido ligero y sintético con propiedades únicas que lo hacen adecuado para la ropa deportiva. La tela de lycra puede expandirse hasta un 600% y retroceder sin perder su integridad. Con el tiempo, las fibras tienden a agotarse debido al gran desgaste. A diferencia de muchas otras telas sintéticas, el spandex es un poliuretano, que es responsable de sus cualidades peculiarmente elásticas.

La lycra es una opción popular para la ropa deportiva y se utiliza para crear tops y pantalones ajustados al cuerpo. También se usa comúnmente para hacer trajes de baño, trajes de neopreno y prendas de compresión quirúrgica debido a su capacidad para absorber la humedad. Es una gran alternativa a las fibras naturales, que tienden a ser más voluminosas.

Hoy en día, muchas de las prendas que compramos están hechas de poliéster y de elastano: ropa deportiva, pantalones elastizados, prendas de encaje, ropa para salir, etc.  Si miras la etiqueta de la prenda podrás ver el porcentaje de elastano que se añade a la fibra principal (poliéster) para dotarla de las propiedades de elasticidad y ajuste que proporciona la lycra.