Truco para trabajar con telas muy livianas

truco para telas livanas

 

Ahora que llega la primavera vamos a querer prendas de telas vaporosas y ligeras, como la gasa, la seda, el chiffon….  Son telas elegantes, a veces bastante caras, pero que resultan difíciles de manejar, tanto a la hora de cortar como a la hora de coser.

 

Vamos a ver un truco para telas livianas. Trabajar con estas telas ligeras puede ser mucho más sencillo si ponemos en práctica este efectivo truco casero.

 

Los enganchones y los cortes irregulares son problemas habituales en estas telas.

 

La primera opción puedes verla en este vídeo:
 

Pero, además, he encontrado un truco casero para trabajar con telas livianas en estas dos páginas Threads magazine y Making it well que nos va a permitir trabajarlas con mucha más comodidad.
 

Se trata de usar gelatina. La gelatina va a prestar su consistencia a la tela mientras la trabajamos y, después, un suave lavado eliminará todos los restos.

.

 

.

 

 

Esta técnica no es nueva, la casa Legeron, que produce flores de seda para alta costura la utiliza habitualmente.

 

Estos son los pasos a seguir:

 

.- Disolver 1 cucharadita de gelatina en medio litro de agua. Dejar reposar 30 minutos.

 

 

.- Llevar a ebullición 1 litro de agua. Retirar del fuego y añadir el medio litro que teníamos reposando con la gelatina.

 

 

.- Meter la tela en este baño y mantener 1 hora (sin volver a calentar).

 

 

.- Poner la tela sobre una toalla

 

 

.- Enrollar y apretar ligeramente la toalla.

 

 

.- Terminar de secar la tela al aire. Esta foto muestra la diferencia entre un trozo de tela tratada con gelatina y otro sin tratar.

 

Ahora podemos cortar y coser la gasa mucho más fácilmente.

 

 

.- Al terminar nuestra prenda, un suave lavado con jabón y listo.

 

 

Espero que te guste.

 

También te puede interesar:

Videoturial: truco para hacer un dobladillo curvo sin arrugas

dobladillo curvo sin arrguasdobladillo curvo con arrugas

  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
¿Te ha pasado alguna vez?  

 

Este es uno de los primeros problemas que aparecen cuando nos iniciamos en el mundo de la costura. Los dobladillos y las costuras curvas no quedan bien. ¿Cómo evitamos esas arrugas?

 

Vamos a ver cómo hacer un dobladillo curvo sin arrugas.

 

El  motivo de esas arrugas es que, en cualquier curva, la parte exterior es siempre un poco más grande que la parte interior.
curva interior y curva exterior del dobladillo
Al intentar encerrar en un dobladillo el borde exterior de la tela, esa diferencia de tamaño que no se aprecia en los primeros centímetros, la vamos arrastrando poco a poco y empiezan a aparecer las arrugas.

 

El resultado puede arruinar todo la ilusión y el trabajo que pusimos en la confección de la prenda.

 

Aquí tienes un sencillo vídeo en el que puedes ver cómo hacer fácilmente un dobladillo curvo sin tener que preocuparte por el problema de las arrugas.

 

 

Espero que te guste.