DIY: Otra forma fácil de hacer un vestido de niña

Os pongo este tutorial publicado por  this big oak tree porque me ha llamado mucho la atención la forma tan original que ha usado para hacer y montar este bonito vestido de niña.
Es un vestido hecho para una talla pequeña, 12-18 meses, pero la idea puede servirnos para tallas más grandes.
El cuerpo lleva dos capas de tela. Es una forma fácil de conseguir un acabado perfecto del escote sin tener que hacer dobladillo o poner un bies y, de paso, se consigue una prenda con la calidad adicional que proporciona el forro interior.

El cuerpo del vestido está formado por un rectángulo de tela con un círculo en el interior (para el cuello) y una abertura en la espalda.

Esta pieza se corta dos veces, para el exterior y el interior del vestido. (Esta foto corresponde a otro vestido)
Lo primero que hay que hacer es unir las dos piezas del cuerpo (interior y exterior) encarando los derechos. Pasar un pespunte por el escote y la abertura (poner en su sitio la trabilla para el botón). Recortar los márgenes de costura y voltear la tela con los derechos hacia el exterior. 
Si te fijas bien en esta foto, verás que la pieza del forro interior es un poco más estrecha que la exterior. Hacer un dobladillo en  los bordes exteriores y un acabado en zigzag en los interiores.

Para hacer las mangas, simplemente recorta un rectángulo y redondea los bordes
Hacer un dobladillo a las mangas y fruncirlas. Para fruncir las mangas basta con pasar un pespunte de puntada larga por el borde y tirar de los extremos de los hilos.
Mira en la foto cómo coloca las mangas 
Con la falda el proceso es muy sencillo. Necesitas dos rectángulos de tela. El largo será el que desees para la falda, y el ancho es, aproximadamente,  el doble de lo que mida la pieza del cuerpo donde vas a unirla.
El bajo de este vestido lleva añadida una tira, doblada, de la misma tela que el cuerpo. Doblar la tira por la mitad y coserla al borde del vestido.

Ya solo queda fruncir la falda, del mismo modo que hicimos con las mangas, y unirla a la pieza del cuerpo. Este es el aspecto del vestido ahora.

Antes de cerrar el vestido hay que añadir el adorno del delantero. 
Es un rectángulo de tela. Doblar por la mitad a lo largo, con el derecho en el interior. Pasar un pespunte por uniendo los extremos largos y uno de los lados cortos. Voltear la tela, sacando el derecho, coser el otro extremo corto y planchar. 

Fruncir la tira, pasando dos pespuntes largos y tirando de los hilos.

Coser al delantero del vestido (solo a la parte exterior, no al forro). Añadir los botones de adorno.

Coser los laterales del vestido. ¡Trabajo terminado!

Espero que os guste.

También te puede interesar: