Truco para arreglar un escote desbocado sin descoser

 

¿Te ha pasado alguna vez?

 

Unas veces son problemas de ajuste de los patrones comerciales a las características particulares de cada cuerpo. Otras veces es la elasticidad de la tela que no hemos tomado en la dirección correcta o que hemos forzado al coser. A menudo, son errores que cometemos al cortar y al coser las piezas del patrón  y que se van acumulando hasta afectar al resultado final.

 

Sea cual sea el motivo, puedes  solucionarlo deshaciendo y ajustando la prenda pero…..

 

Vamos a ver un pequeño truco casero para ajustar los escotes que estén ligeramente desbocados en una prenda. ¡Abstenerse perfeccionistas!

 

Puedes intentar usar este truco tanto en prendas con errores de confección como en prendas que se hayan deformado por el uso.

 
Recuerda que se trata de un truco para solucionar pequeños problemas. No lo utilices de forma habitual.

No funciona bien en todos los casos pero es tan sencillo que siempre merece la pena comprobarlo.

 

Solo necesitamos un poco de hilo elástico (lo más fino posible)  y una aguja.

 

El truco consiste en introducir el hilo elástico en el interior del escote pero en pequeños tramos (de 4-5 cm) y sin que esté tirante.

 

Si metemos el hilo en tramos largos conseguiremos un efecto fruncido, como en la foto, y esto no es lo que queremos.

 

Necesitamos que el hilo haga su trabajo pero sin que apenas se note y es más fácil conseguirlo con pequeños tramos independientes.

 

 

Este es el resultado que he obtenido en el escote del top. ¡No tengo que descoserlo!

 

 

Y aquí puedes ver el detalle del tramo corregido.

 

 

Espero que te sirva.

Truco para cortar con facilidad las telas que resbalan

Colección de Andrés Otaola

¡Las telas más bonitas suelen ser las más difíciles de trabajar!

Seguro que te ha pasado alguna vez, ves una tela preciosa, ligera, vaporosa….perfecta para el próximo vestido o para esa blusa que estabas deseando. Pero cuando empiezas a trabajar con ella empiezan los problemas.

 

Estas telas resbalan y se mueven, sobre todo al cortar, y esto es un problema importante.

 

Siempre cometemos errores al confeccionar cualquier prenda (al menos a mi me pasa), nos desviamos en alguna medida, las costuras no han seguido el trazo exacto, movemos las marcas….. Si a estos problemas le añadimos un mal corte de las piezas del patrón es difícil que consigamos una prenda con el aspecto deseado.

 

Ya vimos en otra entrada alguna solución para facilitar el manejo de estas telas al coser TRUCO PARA TRABAJAR CON TELAS MUY LIVIANAS

 

Aquí tienes un vídeo con otro truco, muy sencillo, para conseguir que las telas ligeras no se muevan mientras cortas el patrón. 

 

Se trata de hacer un “bocadillo” de tela entre dos trozos de papel, la pieza del patrón por encima y otro papel debajo de la tela. Es un papel auxiliar y puedes usarlo de cualquier tipo: papel marrón de envolver, papel de seda reciclado de otros patrones antiguos, incluso papel de periódico… (Si usas papel de periódico asegúrate de que la tinta no va a manchar la tela).

 

Prueba este método y podrás ver que el corte es mucho más sencillo y queda perfecto.

 

Además de para facilitar el corte, el uso de papel también sirve para estabilizar la tela al coser pero, en este caso, es importante usar un papel ligero de seda o equivalente.

 

 

Espero que te sea útil.